En los niños es necesario tener una buena oclusión para que haya un correcto desarrollo durante el crecimiento.

Es muy importante que los niños visiten al ortodoncista de forma regular desde la aparición de sus primeros dientes para poder controlar el correcto recambio de las piezas dentarias, así como el desarrollo de los huesos de la boca.

De esta manera podemos detectar pequeños problemas que, si no se corrigen a tiempo, pueden agravarse conforme el niño va creciendo y suponer en el futuro un tratamiento más complejo y costoso.

En esta etapa nuestro objetivo suele ser redireccionar correctamente el crecimiento de los huesos y en algunos casos mover los dientes que se encuentran en una posición anómala.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿A qué edad debo de llevar a mi hij@ al ortodoncista?

Se recomienda llevar a los niños por primera vez al ortodoncista antes de los 6 años, momento en el que comienza a recambiar los dientes de leche por los definitivos, para evaluar posibles problemas como paladar estrecho, falta de espacio para los dientes o posibles hábitos orales.

¿A qué edad puede realizarse un tratamiento de ortodoncia?

La mayoría de los pacientes reciben el tratamiento de ortodoncia durante el periodo que transcurre entre la niñez y la adolescencia, de los 6 a los 14 años, en función del crecimiento del maxilar y la mandíbula y de la salida de las piezas dentales permanentes.
En niños solemos tratar en mayor medida los problemas de hueso haciendo uso de la ortopedia dentofacial. Si detectamos de forma precoz un problema de crecimiento, podemos tratarlo en el momento para así redireccionarlo y permitir que evolucione correctamente.
Una vez llegados a la adolescencia y completado el recambio dental, con todos los dientes permanentes en boca, podemos necesitar algún tipo de ortodoncia para alinear las piezas dentales y hacer que muerdan bien.

¿Qué tipo de tratamientos se utilizan?

Según la edad del niño y el problema a corregir, podemos diferenciar los tratamientos en 3 tipos:
• Tratamiento PREVENTIVO: Consiste en eliminar cualquier hábito oral que esté impidiendo el correcto desarrollo, sobre todo en dentición temporal.
• Tratamiento INTERCEPTIVO: Tiene como objetivo mejorar la posición y el tamaño de las bases óseas maxilares y facilitar la erupción de los dientes permanentes para un correcto crecimiento, durante la etapa de recambio dental que suele ser desde los 6 hasta los 11 años.
• Tratamiento CORRECTIVO: se basa en alinear y nivelar las piezas dentales para mejorar su posición y engranaje a la hora de masticar, indicado cuando ya se ha completado la erupción de las piezas permanentes.

¿Qué importancia tiene realizar un tratamiento de ortodoncia a edades tempranas?

Si tenemos un problema óseo o dentario que nos está impidiendo el correcto crecimiento craneofacial del niño, es muy importante detectarlo de forma precoz y corregirlo para poder permitir el correcto desarrollo durante los años posteriores de crecimiento/toda la etapa de crecimiento.

Tipos de Ortodoncia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies