Skip to main content

Ya ha llegado el día en el que te retiran la ortodoncia. Estás muy contento con el aspecto de tu sonrisa nueva y piensas que la tendrás perfecta a partir de ahora.

Pero, ¿sabías que los dientes tienen memoria?

Es en este momento cuando los retenedores dentales juegan un papel fundamental si deseas mantener los resultados del tratamiento ortodóncico. Pero antes es recomendable que te informes a fondo sobre estos: los diferentes tipos que existen, cuánto tiempo debes llevarlos, qué cuidados requieren, etc.

Desde Dentisana te ayudamos a escoger el mejor retenedor dental para ti.

¡Sigue leyendo!

La Dra. Alba Roca nos cuenta todo lo que debes saber sobre la fase de retención tras la ortodoncia: la importancia del uso de los retenedores, los diferentes tipos que existen y las revisiones periódicas con el ortodoncista.

La importancia del uso de retenedores

Si quieres mantener los resultados conseguidos con la ortodoncia es fundamental usar los retenedores dentales tras esta, pues los dientes siempre tienden a volver al lugar que ocupaban antes.

Por esto, el uso de retenedores es esencial después de un tratamiento ortodóncico por dos razones:

  • Los movimientos dentales durante el tratamiento de ortodoncia actúan sobre los tejidos periodontales, por lo que estos necesitan un tiempo adicional con el uso de los retenedores para reorganizarse y consolidarse en su nueva posición.
  • Durante la fase activa del proceso ortodóncico se ejerce presión sobre los tejidos blandos de los dientes, lo que produce que al retirar la ortodoncia estos queden inestables y haya riesgo constante de recaída. Así pues, los retenedores consiguen mantener los dientes firmes tiempo después de haber retirado la ortodoncia.

«Si quieres mantener los resultados conseguidos con la ortodoncia es fundamental usar los retenedores dentales tras esta, pues los dientes siempre tienden a volver al lugar que ocupaban antes.»

Además de los aspectos positivos a nivel odontológico, el uso de los retenedores de ortodoncia también cuenta con otros dos beneficios

  • No se ve: se caracterizan por ser generalmente discretos y casi imperceptibles a la vista.
  • Comodidad para el día a día: resultan muy cómodos y no producen rozaduras ni molestias.

 

beneficios retenedores

Tipos de retenedores que utilizamos

Existen dos grandes tipos de retenedores de ortodoncia: fijos y removibles.

Cada uno tiene unas características diferentes, por lo que dependiendo de las necesidades de cada persona tras el tratamiento de ortodoncia, el ortodoncista recomendará el tipo de retenedor más conveniente para tu caso.

En Dentisana preferimos para nuestros pacientes el uso de retenedores removibles Essix. En ocasiones también se utiliza conjuntamente con un retenedor fijo, pero en ningún caso optamos por usar este tipo únicamente, pues existe el riesgo de movimiento dental.

No obstante, si quieres saber más a fondo sobre los tipos de retenedores, a continuación te explicamos todo sobre los retenedores dentales fijos y removibles:

 

tipos retenedores

Retenedores dentales removibles

Los retenedores dentales removibles son los más escogidos por los pacientes. Resultan más cómodos que los fijos, pues permiten ponerlos y quitarlos en varios momentos del día. Como, por ejemplo, para comer o lavarse los dientes.

Los retenedores removibles disponen de distintos tipos en función de su material y composición. El retenedor dental Essix es uno de los más destacados actualmente.

Retenedor dental Essix

El hermano gemelo de los aparatos alineadores transparentes. Este retenedor removible ha ganado mucha relevancia durante estos últimos años. 

Su estructura se basa en una funda de plástico casi invisible que se amolda perfectamente a la posición de los dientes. Resulta el tipo de retenedor removible más estético y es por eso por lo que es uno de los favoritos de los pacientes. 

Está hecho de un material tan fino que se posiciona como uno de los retenedores más cómodos. Sin embargo, esto también supone que tenga una vida más corta y se deba reemplazar por otro nuevo cada dos años aproximadamente. 

 

retenedor removible Essix

Ventajas y desventajas de los retenedores dentales removibles

Ventajas de los retenedores removibles:

  • Son muy cómodos, ya que permiten retirarlos para actividades cotidianas como, por ejemplo, comer.
  • No afecta a la higiene de los dientes, pues se puede quitar para limpiar los dientes con normalidad y no almacena casi sarro ni placa bacteriana. 
  • Retiene la posición de todos los dientes, y no únicamente la de los anteriores. 
  • Previene el desgaste de los dientes en los pacientes que padecen bruxismo.

Desventajas de los retenedores removibles

  • Depende de la responsabilidad del paciente, puesto que si no se lo pone lo suficiente no hace efecto.
  • Tienen una corta durabilidad. Requieren ser cambiados cada cierto tiempo. 
  • Necesita unas pastillas concretas para su limpieza. 
  • La caja donde se guarda también se debe limpiar periódicamente para evitar que crezcan microorganismos.  

Retenedores dentales fijos

Los retenedores dentales fijos están colocados 24 horas y no precisan estar pendiente de cuándo ponerlos y quitarlos a lo largo del día. Si eres una persona olvidadiza, este es tu retenedor ideal. 

Únicamente existe un tipo de retenedor fijo. Se basa en un alambre trenzado de acero que se pega con cemento en la cara interna de los 6 dientes anteriores, tanto en los de arriba como en los de abajo. 

Más allá de la fase de retención de un tratamiento ortodóncico, son utilizados para otras funciones como reducir apiñamiento dental antes de comenzar dicho tratamiento o para dientes con movilidad debido a una enfermedad periodontal.

Sus grandes puntos a favor son la discreción estética y la comodidad, pues se amolda a la perfección a la posición de los dientes y no genera ninguna molestia. Además, tienen una larga duración que permite utilizarlos durante años sin necesidad de renovarlos. 

Sin embargo, este tipo de retenedor dental puede almacenar mucha placa bacteriana, sarro y restos de comida entre las encías y dientes, pues la barra dificulta el cepillado. Por esto, es recomendable utilizar hilo dental y cepillos eléctricos finos para una buena limpieza.

Ventajas y desventajas de retenedores dentales fijos

Ventajas de los retenedores fijos

  • Ofrece una retención de 24 horas al día y no obliga a estar pendiente de cuándo se debe quitar o poner. 
  • Se limpia mediante el cepillado o el hilo dental, no requiere de material extra para su mantenimiento. 
  • Son muy cómodos y no interfieren en las acciones cotidianas.
  • Tiene una larga vida que permite mantener el mismo aparato durante muchos años. 
  • Tiene una estética muy discreta, puesto que se coloca en la parte interna de los dientes. 

Desventajas de los retenedores fijos

  • Si se comen cosas duras corre el riesgo de despegarse y puede irritar la zona.
  • Tiene tendencia a almacenar sarro y placa bacteriana, por lo que requiere una limpieza más extrema.
  • Se debe tener cuidado e ir comprobando que no se suelte para que no pierda su efecto. 
  • El ortodoncista debe realizar revisiones periódicas para comprobar que está bien colocado y realizar una limpieza dental más profunda. 

 

retenedores fijos y removibles

¿Cuánto tiempo se deben llevar los retenedores?

El tiempo recomendado para el uso de retenedores dentales depende de las circunstancias de cada paciente y las indicaciones del ortodoncista. Aun así, sí que existen unos tiempos estándar que se suelen cumplir.

Después de un tratamiento con brackets, durante el primer mes lo más habitual es el uso continuado de los retenedores removibles durante todo el día excepto para comer o para el cepillado dental. Tras este tiempo, lo más común es pasar a utilizar los retenedores removibles únicamente por las noches.

En caso de haber llevado ortodoncia invisible con alineadores, el uso de los retenedores removibles es nocturno desde el primer día después de la finalización del tratamiento.

El uso nocturno de los retenedores dentales se debe mantener a lo largo de toda la vida, ya que los dientes siempre están en continuo movimiento y tienden a volver a su posición original. Es muy importante ser constante para mantener la sonrisa alineada, así como renovar el retenedor cuando va deteriorándose.

¿Cómo cuidar los retenedores dentales?

Si quieres que tu retenedor dental perdure y no tengas que renovarlo por otro nuevo cada poco tiempo, es importante que conozcas bien cómo cuidarlo, limpiarlo y qué actos evitar para que no se dañe.

 

cuidado de retenedores

 

Limpieza de los retenedores dentales

Cómo limpiar los retenedores dentales fijos

Limpiar los retenedores dentales fijos no resulta una tarea muy difícil, pues se limpia en gran parte durante el cepillado diario. 

Aunque sí que es recomendable extremar la higiene con un cepillado mínimo de tres veces al día y haciendo especial hincapié durante este en la zona del retenedor. 

Además, para retirar en su totalidad el sarro y la placa que almacena este tipo de retenedor, también se puede hacer uso de un cepillo interproximal o hilo dental tras el cepillado. Siempre con cuidado de que no se suelte el retenedor del diente.

Cómo limpiar los retenedores dentales removibles

Los retenedores dentales removibles necesitan unos cuidados especiales para que no pierdan la transparencia.

Para limpiar tu retenedor removible tendrás que coger un cepillo de dientes (diferente al tuyo habitual) y frotar con jabón neutro y agua por dentro y por fuera. 

Es importante hacer este proceso mínimo mínimo una vez al día al quitárnoslo por la mañana para eliminar posibles olores y restos de sarro o placa. Un error muy común es hacerlo con pasta de dientes o enjuague bucal en vez de jabón, lo que termina deteriorando su color original, pues los retenedores transparentes se vuelven blancos o amarillentos. 

Por otro lado, es recomendable hacer una limpieza profunda una vez por semana con pastillas efervescentes específicas para retenedores removibles. Estas ayudan a eliminar a fondo los restos de suciedad y aquellas partículas que producen mal olor. 

Llena un vaso de agua fría y mete la pastilla efervescente junto a tu retenedor. ¡Verás que queda como nuevo!

Precaución al quitar los retenedores removibles

A pesar de que, por norma general, los retenedores dentales están fabricados con materiales muy resistentes, es importante tener precaución a la hora de quitarlos y ponerlos

Una buena práctica es alternar el lado por el que quitártelo cada vez. De esta forma no se hará presión siempre en el mismo lado y tardará más en desgastarse. 

Guardado adecuado de los retenedores removibles

Una vez ya hemos retirado el retenedor con cuidado, es igual de importante guardarlo en un sitio que no se pierda ni se pueda estropear. 

Por mucho que sorprenda, es muy común dejar el retenedor en una servilleta mientras se come, y este muchas veces puede acabar por error en la basura. Por esto es importante guardar los retenedores removibles bien guardados en su propia caja

Otras recomendaciones de uso de los retenedores

Es importante tener en cuenta también otros aspectos para el cuidado de los retenedores dentales. 

Como, por ejemplo, la precaución al morder con el retenedor fijo. Morder alimentos duros, como un bocadillo o una manzana, puede hacer efecto palanca y acabar por soltar o  romper el retenedor fijo. 

En el caso de los retenedores removibles, está directamente prohibido comer cualquier tipo de alimento cuando se encuentran colocados, pues se pueden romper y, además, supondría el acúmulo de muchas bacterias.

Sin embargo, muchas personas tienden a morderse las uñas con el retenedor puesto. Esta práctica, tanto con el retenedor fijo como con el removible, puede producir un desplazamiento de los dientes o un desprendimiento del retenedor. Lo que provocaría que todo el tratamiento perdiese eficacia. 

Por otro lado, el uso prolongado de los retenedores dentales puede terminar por deteriorar estos mismos. Las roturas, perforaciones, o desprendimientos del alambre, en el caso de los retenedores fijos, pueden generar roces o heridas en la zona que pueden resultar muy dolorosas. 

Otros aspectos para el cuidado de los retenedores dentales son: tener precaución al morder, renovar el retenedor cuando esté deteriorado y acudir a todas las revisiones con el ortodoncista.

Además, el mal estado de los retenedores dentales impide que estos puedan desempeñar su función correctamente y se pierda el efecto del tratamiento ortodóncico. Es por estas razones que es recomendable acudir a tu ortodoncista para renovar el retenedor siempre que se encuentre deteriorado o descolocado. 

Por eso, es fundamental acudir a todas las revisiones que tengas acordadas con tu ortodoncista y aplicar todas las recomendaciones que te dé. Especialmente si has sufrido frecuentemente algún tipo de problema con tu retenedor dental. 

Lo más habitual es realizar tres revisiones durante el primer año tras la ortodoncia. Y una vez ya pasado este tiempo las citas se reducirían a una vez al año. 

 

retenedores dentales

Preguntas frecuentes sobre los retenedores dentales

¿Los retenedores duelen?

Los retenedores dentales tienen la función de mantener la posición de los dientes, no de modificarla como hace la ortodoncia. Por lo que no ejercen una gran presión sobre estos que pueda causar dolor.

Es posible que se sienta cierta molestia durante la primera semana o después de un tiempo largo sin colocártelos. Pero en caso de que sientas dolor o alguna rozadura, es recomendable acudir a tu ortodoncista para que revise que se encuentra en buen estado.

¿Qué pasa si no se usa retenedor después de un tratamiento de ortodoncia?

Como hemos explicado anteriormente, el retenedor cobra una gran importancia en la fase final del tratamiento de ortodoncia, ya que se encarga de mantener la posición final de los dientes alcanzada.

Por lo tanto, la ausencia del retenedor o el incorrecto uso de este supondría el retorno de los dientes a la posición original. Y en consecuencia, un fracaso del tratamiento ortodóncico. 

¿Cuánto tardan en moverse los dientes si no nos ponemos los retenedores?

Los dientes tardan tan solo dos o tres días en comenzar el proceso de volver a su posición original.

Es por esto que es tan fácil perder los resultados del tratamiento de ortodoncia si no se utiliza ningún tipo de retenedor dental.

Pide cita para tus retenedores dentales

Si estás interesado en alguno de nuestros tratamientos de ortodoncia o retenedores dentales, ven a vernos. La primera visita es totalmente gratuita y sin compromiso.

Te realizaremos un diagnóstico detallado y un presupuesto personalizado.

Siempre con una visión integral de la odontología al combinar y trabajar en conjunto doctoras de todas las especialidades.

O más fácil, si quieres llámanos al  963 03 48 46

    Deja un comentario